Salud Oral y Rendimiento Deportivo

Para alcanzar un alto nivel de rendimiento físico es fundamental tener una buena salud oral, ya que los problemas bucodentales afectan en forma directa o indirecta a los deportistas, especialmente a aquellos que entrenan todos los días. El aspecto estético también es importante para mejorar el autoestima sobre todo en las personas que practican gimnasia olímpica. Las afecciones bucales que más frecuentemente interfieren en el rendimiento deportivo son las infecciones y la maloclusión.

En el primer caso, una higiene oral deficiente hace que las bacterias de la cavidad oral se acumulen y produzcan caries o enfermedad periodontal, es decir, una inflamación de las encías y los tejidos que rodean los dientes. Las bacterias pueden pasar al torrente sanguíneo y diseminarse a otros órganos distantes, incluyendo el corazón, el estómago, el hígado y el sistema musculo esquelético.

Los microorganismos presentes en los focos infecciosos producen sustancias químicas tales como prostaglandinas y prostaciclinas, que al acumularse pueden lesionar los músculos, tendones, huesos y articulaciones, y producir dolor articular, pérdida del tono muscular, fatiga, cansancio, y un bajo nivel de respuesta.

Por otra parte, la maloclusión debida a la ausencia, mala alineación, o mal estado de algunas piezas dentarias, puede ocasionar problemas de equilibrio por sobrecarga en la articulación temporomaxilar (ATM), que une el cráneo con la mandíbula. El bruxismo, que consiste en apretar los dientes o hacerlos rechinar de manera inconsciente, es responsable de muchos casos de dolor en los músculos del cuello y la espalda. La falta de piezas también puede generar problemas digestivos, ya que cuando los alimentos no son triturados en forma adecuada hay un mayor consumo de energía, la digestión es más lenta y se producen deficiencias nutricionales.

La odontología deportiva estudia la influencia de la salud oral en el deporte y hace que su práctica sea más segura. Por lo general, la gente no piensa que los problemas bucales pueden ser la causa de sus molestias. Es muy importante que los entrenadores, los fisioterapeutas y los atletas estén conscientes de esto.

Cuando un individuo tiene una mala postura o presenta otros síntomas, se debe hacer una revisión odontológica con el fin de detectar la presencia de caries, maloclusión u otras afecciones para descartar que el problema sea de origen bucal y solucionarlo, ya sea mediante el tratamiento de las caries y la enfermedad periodontal, reposición de las piezas faltantes con prótesis o implantes, tratamiento de ortodoncia para la mala oclusión, o el uso de protectores o férulas nocturnas cuando sea necesario.

Como medida preventiva se recomienda una higiene bucal adecuada; el consumo de chicles con Xytilol, y la realización de un control biomédico antes de participar en competencias. En los deportes en los que hay contacto físico, tales como boxeo, basquetbol, futbol, etc., es aconsejable el uso de protectores bucales para prevenir lesiones por traumas y evitar fracturas y avulsiones dentales. Las personas que respiran por la boca debido a una obstrucción de las vías aéreas requieren un entrenamiento respiratorio.

Comparte