Importancia de la Salud Oral previa al embarazo y durante el mismo

"Los cuidados orales prenatales son de vital importancia tanto para la futura madre como para el bebé que se está formando. La visita al odontólogo es parte del cuidado integral durante la gestación. Es aconsejable que toda mujer se haga un examen bucal al comienzo del embarazo, aunque lo ideal es que las mujeres que planean tener hijo acudan a una revisión odontológica antes de quedar embarazadas e inicien un tratamiento preventivo lo antes posible".

Durante el primer trimestre del embarazo, entre el 75 y el 80% de las mujeres presenta náuseas y vómitos, Los ácidos estomacales pueden causar una pérdida de minerales y desgastar el esmalte dental, es decir, la capa que recubre los dientes; y también pueden irritar la mucosa que cubre el interior de la boca. Para prevenir esto, después de vomitar se recomienda enjuagarse la boca con agua o con una cucharada de bicarbonato de sodio disuelta en una taza de agua.

Los cambios hormonales del embarazo aumentan el riesgo de desarrollar caries, especialmente en las mujeres fumadoras con deficiecias nutricionales y vitamínicas; y también pueden afectar las encías y provocar la gingivitis del embarazo. Dichos cambios y el uso de algunos medicamentos pueden producir sequedad en la boca. Por otra parte, la composición de la saliva cambia al final del embarazo y durante la lactancia, lo cual predispone también a una erosión del esmalte.

Es necesario adoptar medidas para controlar las caries y evitar la transmisión de bacterias al recién nácido. Para ello es fundamental una buena higiene oral. Se recomienda el cepillado dental después de cada comida utilizando un cepillo suave para evitar las náuseas, un dentífrico que contenga flúor, y el uso de la seda dental. Se aconseja seguir una dieta balanceada, evitando el consumo de alimentos con azúcares y almidones y de bebidas gaseosas. Para prevenir las náuseas es conveniente ingerir frutas frescas, vegetales y yogurt.

Cuando una mujer esta embarazada o tiene sospecha de estarlo, es importante que se lo haga saber a su odontólogo. Los tratamientos odontológicos no deben posponerse en caso de dolor, infección, caries o alguna otra urgencia. En la medida de lo posible se recomienda evitar radiografías, especialmente durante el primer trimestre, pero cuando éstas son urgentes se pueden tomar adoptando las medidas de protección pertinentes. Se debe consultar al médico o al odontólogo antes de tomar cualquier medicamento. La tetraciclina, por ejemplo, produce alteraciones en la coloración de los dientes del feto. Los blanqueamientos dentales están contraindicados con el embarazo, ya que los agentes blanqueadores liberan mercurio de las amalamas y se puede producir malformaciones fetales.

Comparte